lunes, 14 de agosto de 2017

"Los orgasmos son mejores a los 80 años": así viven las mujeres su sexualidad pasados los 60

Redacción
BBC Mundo

Fotografía: Jos Del Duca. Modelo: Red Poisonn
Joyce, Shirley y Dee son tres británicas de 82, 61 y 69 años respectivamente que hablaron con el programa Daily , de la emisora5 Live de la BBC sobre un tabú casi universal: el de la sexualidad en la tercera edad.
La charla radiofónica surgió a raíz de una encuesta organizada por el propio programa en Reino Unido cuyos resultados sugieren que las personas entre los 60 y los 70 años tienen relaciones sexuales varias veces al mes.

Además, según el sondeo, ese número se mantiene relativamente alto a medida que las personas envejecen: una de cada seis personas de más de 70 años dice que tiene relaciones sexuales varias veces al mes, o incluso con mayor frecuencia.

A continuación transcribimos algunos de los momentos más interesantes de la conversación.
Fotografía: Jos Del Duca. Modelo: Red Poisonn
¿Cómo son los orgasmos cuando eres mayor?

Esa fue una de las preguntas que les hizo la presentadora del programa, Emma Barnett. Y las tres coincidieron en la respuesta:

"Probablemente mejor, diría yo", respondió Shirley.

"Yo también lo creo", dijo Dee.

Entonces Barnett concretó aún más la pregunta: ¿mejor a los 80 que a los 20?

Y Joyce respondió convencida: "Sí, yo de verdad creo que sí".

Una de las razones por las que estas tres mujeres coinciden en que las relaciones sexuales con la edad son mejores es porque con los años dicen conocerse mejor a sí mismas y sus cuerpos.

Según Dee, con la edad no te preocupas por lo que piensan los otros. "Yo ya crecí, ya cometí mis errores y ya aprendí mis lecciones. Te sientes más cómoda con la persona que eres. Yo no he tenido tanta confianza en mi misma en la vida", dijo.
Fotografía: Jos Del Duca. Modelo: Red Poisonn

Con la edad "estás más en control de lo que quieres", dice Shirley.

Las tres coinciden en que al conocer mejor sus cuerpos saben cómo buscar el placer y tienen la confianza de decírselo o "mostrárselo" a sus parejas.

Además en general tienen menos estrés y no hay preocupación por quedarse embarazadas.
¿Cual es la diferencia con las relaciones sexuales a una edad más joven?

"Nos reímos mucho. Hay muchos crujidos y quejidos y algunas posiciones son incómodas pero nos lo tomamos con humor", dice Joyce, que vive felizmente con su marido también octogenario, con el que ha llegado a tener relaciones dos veces en el mismo día.

"No tienes la ansiedad de tener que hacer un show", bromea.

Fotografía: Jos Del Duca. Modelo: Red Poisonn
Según Joyce, la gente joven concibe el sexo como algo que gira en torno a la belleza, al glamour, a una barriga con buenos abdominales, a una piel perfecta y los empujones del coito, pero "cuando te haces mayor te das cuenta de que lo importante es el contacto humano".

Las tres mujeres coinciden en que la sensibilidad ante el placer es la misma. "La sensualidad no cambia con la edad. Es la misma excitación y el mismo placer. Es igual de agradable. Aunque quizás los niveles hormonales sean más bajos".

"La gran diferencia sin duda es el tiempo", apunta Joyce. "Cuando estás jubilado tienes tiempo".

"Tienes tiempo para darte placer mutuo y puedes escoger cuándo quieres pasar un rato feliz. Tienes el tiempo que no tenías cuando eras más joven, porque no tienes las mismas presiones", añade.

"Puedes levantarte, tomar una taza de té y quedarte en la cama... Después alguien llama a la puerta y tú puedes decir "uy, perdona, estaba descansando...", cuando en realidad estabas haciendo otra cosa", bromea la octogenaria.

Fotografía: Jos Del Duca. Modelo: Red Poisonn
Joyce apunta que "la libido puede ser más baja, pero eso no quiere decir que no busques las caricias, los abrazos, los mimos, todas esas cosas que crean una relación íntima entre dos personas que quieren darse placer".

"Y eso es igual de agradable cuando eres mayor que cuando eres joven".
Las relaciones sexuales ya no son "algo que te hacen"

Cuenta Dee -que se casó tres veces-, que cuando era joven en los años 60 creció con la idea de que en las relaciones sexuales "las chicas buenas no toman la iniciativa".

Perdió la virginidad con su primer marido con quien ella nunca inició el contacto sexual.

Con su segundo marido descubrió el sexo de una manera "explosiva" y dice que fue ahí cuando se dio cuenta "de cuan placentero el sexo podía llegar a ser".

"Cuando era joven el sexo era algo que los hombres le hacían a las mujeres", describe ahora, con 69.

"Tuve que llegar casi a los 40 para darme cuenta de que es una relación para el placer mutuo".
Fotografía: Jos Del Duca. Modelo: Red Poisonn
En su tercer marido, con el que estuvo casada 28 años, encontró el compañero ideal: un gran padre y compañero emocional y sexual.

La pareja se mantuvo sexualmente activa hasta poco antes de que su marido enfermara y muriera hace un par de años.
¿Por qué evitamos hablar de sexo entre las personas mayores?

"Creo que todo empieza cuando eres una niña y no puedes ni imaginarte la idea de que tus padres tengan relaciones sexuales", dice Shirley.

"Piensas oh, no, y te da náuseas".

Según Shireley la sociedad actual está tan obsesionada con la apariencia y la belleza que en ese contexto la gente mayor se vuelve invisible. Por eso el sexo entre personas de edad se vuelve una especie de tabú, pero las tres mujeres coinciden en que sus amigas en general se mantienen sexualmente activas también.

Shirley no tiene pareja desde el año 2000 pero dice que tiene una vida feliz y plena.
Fotografía: Jos Del Duca. Modelo: Red Poisonn
Con 61 años dice que no extraña tener pareja porque no ha encontrado a la persona adecuada.

"Puedo darme placer a mi misma y no necesito tener que hacer concesiones", dijo.

Dice que recibe atención de los hombres pero que a ella ahora no le interesa tener unas relaciones sexuales desenfrenadas y rápidas, como cuando era más joven.

"No estoy buscando ninguna solución rápida. Lo que quiero es tener una vida plena".
¿Cómo te sientes al desnudarte en frente de alguien por primera vez a los 70?

"Quizás deba tomarme antes un par de vasos de vino", bromea Dee.

Pero luego cuenta que se dice a sí misma "¿sabes qué, Dee? Está todo bien, no eres perfecta, tienes tu barriga y tus arrugas, pero está todo bien".

"Y si alguien no puede ver lo genial que soy, ese es su problema", añade.

Fotografía: Jos Del Duca. Modelo: Red Poisonn
 Shirley puntualiza que las mujeres jóvenes tienen muchas inseguridades sobre su aspecto. "Eso mejora con los años".
Y un mensaje para las jóvenes: el espíritu sigue teniendo 18

"A medida que creces tú te sigues sintiendo joven, muy joven, eso no cambia", dice Joyce.

"Cuando tienes 80 es como cuando tienes 18 pero tu cuerpo está arrugado y tienes algunas partes raras por ahí, pero eres la misma persona".

"Yo le diría a las jóvenes que no se preocupen por las arrugas. El atractivo sexual está en como eres, en el brillo que tienes en los ojos, en la alegría de vivir que irradias...".

"Y eso dura hasta los 90".

"Quizás pasados los 90 se empiece a debilitar un poco", concede.

"O quizás no", apunta Shirley. "Si, quizás no", concuerda Joyce con una sonrisa.
Fotografía: Jos Del Duca. Modelo: Red Poisonn

lunes, 7 de agosto de 2017

El ‘body’, la nueva prenda feminista

ESTEL VILASECA
https://elpais.com/elpais/2017/08/04/estilo/1501846046_330818.html
Fotografía: The Pictures
El body se ha convertido en una de las prendas fetiche del televisivo clan de las Kardashian. A Kim y a sus hermanas se lo hemos visto llevar con vaqueros, ajustadísimas faldas de tubo, pantalones militares y mallas. Aprovechando el tirón mediático que despiertan sus elecciones estilísticas, a principios del verano Khloé Kardashian apostaba por la versatilidad de esta prenda con una colección para su marca de denim Good American. Para su socia Emma Grade, los bodies con tejanos son “un clásico, un conjunto muy fácil de poner que funciona para todo el mundo tengas el tipo de cuerpo que tengas”, explicaba a Vogue.

Fotografía: The Pictures
Con un amplio rango de tallas que van de la 30 a la 54, la marca se suma a las proclamas que la moda —y sobre todo las firmas de lencería— están lanzando los últimos años hacia una mayor diversidad corporal en la industria. “Quiero que todo el mundo se sienta a gusto en su propia piel. Que uses una talla 46 o una 52 no significa que te tengas que esconder; queremos enseñar nuestros cuerpos y no todo el mundo desea ser una 32, 34 o 36”, reivindicaba Kardashian a la revista People. Ampliar el tallaje es una forma más de reivindicar una realidad que va más allá de la talla 40. Grade añadía: “Creo que hay que seguir propiciando esta conversación. Es lo último que queda por hacer en la industria de la moda, y si podemos aportar nuestro granito de arena con productos bonitos en un surtido de tallas inclusivo, misión cumplida”.
Fotografía: The Pictures
Si hay un personaje que lanza mensajes sobre confianza corporal usando la moda como herramienta es Beyoncé. La cantante lucía un sencillo pero icónico body negro en el videoclip Single Ladies de 2008. Fue su madre, Tina Knowles, la responsable de diseñar los maillots, inspirados en el vestuario de los musicales A Chorus Line y All That Jazz, con los que la cantante ejecuta su famosa coreografía. Una imagen ya anclada en la memoria colectiva que unida a su presentación en blanco y negro y su inusual estética depurada lo convirtió en vídeo del año en los MTV Music.

Fotografía: The Pictures
Pero hay que remontarse a finales de los setenta para encontrar la semilla de las prendas ajustadas que rinden culto al cuerpo de la mujer. En el libro Moda. Toda la Historia, Marnie Fogg le dedica un capítulo a la “ropa segunda piel”, de la que se hizo eco por primera vez el periódico Women's Wear Daily en 1980 para hablar de los vestidos de Azzedine Alaïa. La autora explica que el descubrimiento e introducción en el mercado del elasteno, la popularidad del fitness reflejada en títulos míticos como Fama (1980) o Flash Dance (1993), la llegada de la ropa deportiva en el mundo de la moda de la mano de Norma Kamali y la seductora celebración de las curvas que proponía el minimalismo de Calvin Klein fueron algunos de los hitos clave de la revolución de las prendas ajustadas al cuerpo.

Fotografía: The Pictures
La estilista y diseñadora Raquel Franco lleva seis años diseñando los bodies más deseados por las editoras de moda con su marca Body Editions. Escogió en concreto esta pieza por “su libertad de movimientos y lo cómoda que resulta”, explica por correo electrónico. En su lista de clientas están mujeres seguras con su cuerpo como Carine Roitfeld, Caroline de Maigret, Sigourney Weaver, Salma Hayek, Rossy de Palma y Cara Delevingne. “Me encanta cómo esta prenda refleja los contornos de la silueta femenina para crear una figura atractiva y ajustada”, explica la diseñadora. De hecho, para Franco el body inspira confianza e individualidad, y para ello cita en su web una frase de la feminista Simone de Beauvoir que reza: “Perder la confianza en nuestro cuerpo es perder la confianza en nosotras mismas”.
Fotografía: The Pictures

domingo, 6 de agosto de 2017

"El sexo es vida. Es la parte más animal y salvaje que tenemos": Sibila Freijoo

Loreto Silvoso/La Voz de Galicia

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/coruna/coruna/2017/08/06/curiosidades-libro-barrio-lectoras-aseguran-libro-pone-muchisimo/0003_201708H6C12991.htm

Fotografía: Peter Coulson
Aunque tiene nombre de pitonisa de la antigua Grecia, Sibila Freijoo (A Coruña, 1972) no pretende ser una gurú del sexo. Se conforma con que su primera novela -Lo que no sabía de mí(Ediciones B)- haga pasar un buen verano a sus lectores.

-Los textos promocionales de su novela dicen que en ella hay sexo explícito, lenguaje tórrido y erotismo de alto voltaje. ¿Su libro «pone»?

-Mis lectoras aseguran que mi libro pone muchísimo. Esta novela excita pero también incita.

-¡Con usted el verano promete!

-A las mujeres les digo que lo lean, porque les va a poner mogollón; y a ellos les digo que se lo regalen a su mujer, y se pasarán un buen verano. Leyéndolo se le pueden ocurrir un montón de cosas o normalizar otras que puedas pensar que son raras.
Fotografía: Peter Coulson
-¿Cuántas veces le han preguntado si la protagonista es usted?

-No soy yo, pero tiene bastantes similitudes conmigo, en tanto en cuanto estoy separada y tengo dos hijos. En el libro me interesaba reflejar qué es lo que ocurre tras un matrimonio muy largo, cuando no te has acostado con nadie más, porque es un proceso por el que pasan muchas mujeres.

-Todavía se lee mucha novela erótica envuelta en la cubierta de otros libro más sesudos. ¿Por qué todavía hay tanto tabú?

-Esa parte te la ahorras con el libro electrónico. Puedes estar leyendo las máximas guarradas en tu Kindle que nadie se entera [risas] Según mi editora, por eso con los libros eróticos funciona muy bien el eBook. Al hilo de esto, si algo le tenemos que agradecer a 50 sombras de Grey es que abrió el camino a que nadie se avergüence de leer este tipo de contenido.
Fotografía: Peter Coulson
-¡Vaya! Me había propuesto entrevistarla sin aludir a ese libro… ¿El erotismo se lleva mal con la buena literatura?

-Antes de ponerme a escribir este libro, me dediqué a leer mucha literatura erótica. Quería saber lo que había y, realmente, nada me gustó mucho.

-¿Alguna cosa salvable?

-Lo que me parecieron más turbadoras son las cartas de James Joyce a su mujer, Nora. Y son de finales del siglo XIX. ¡Eso sí que es porno!

-Eso es como contraponer la peli «Historia de O» a Rocco Siffredi.

-Sí, o ver el porno para mujeres de Erika Lust. Yo creo que las mujeres dicen que no les gusta el porno de los tíos, pero a algunas les gusta. Hay mucha hipocresía.
Fotografía: Peter Coulson
-¿A quién le gusta más el sexo, a los hombres o a las mujeres?

-A las mujeres les gusta el sexo mucho más de lo que dicen, y a los hombres, mucho menos.

-¿Lo dice en serio?

-¡Ay! Los hombres son muy de boquilla. Y luego como te pongas en plan cañero con ellos, hay pocos que te sigan el ritmo…

-Será que ellos también son pudorosos...

-Y que se les va la fuerza por la boca.

Fotografía: Peter Coulson
-En las novelas eróticas suele haber eufemismos muy ridículos. Usted, en cambio, ha optado por un lenguaje muy real.

-La gente quiere oír lo que se dice, en realidad, en una cama. ¡Aunque sea al menos para inspirarse! Como afirma Woody Allen, para que el sexo sea bueno tiene que ser sucio. En el libro intento que estas situaciones sea creíbles. ¡Un polvo es un polvo!

-¿Disfrutar del sadomasoquismo es compatible con ser feminista?

-¡Claro que sí! En la cama todo cobra otra dimensión. Puedes ser feminista en la vida y que te guste que te aten en la cama. El sexo es la parte más animal y salvaje que tenemos. Podemos ser libres, sin convencionalismos.

-Desde su experiencia, déme un consejo para aquellas mujeres que tengan a sus maridos algo adormilados o lleven toda la vida haciendo lo mismo.

-¡Leer este libro! A los hombres les dará una visión muy clara de cómo vive la sexualidad una mujer y a ellas les va a proporcionar un montón de ideas excitantes. En él están todas las fantasías sexuales. Lo que no se puede es caer en la monotonía, aburrirse en la cama. La cuestión es ponerle chispa. ¡Si leen mi libro, van a pasar el mejor verano de su vida!

Fotografía: Peter Coulson
Curiosidades del libro: Tiene una banda sonora asociada en Spotify y cada capítulo lleva el título de una película relacionada con el argumento.

Su barrio: Freijo se crio en el barrio de Riazor y, antes de emigrar a Madrid, estudió en el colegio Obradoiro y en el instituto Masculino.
«Tuve que cerrar mi tienda de té porque atendía más a mi novela que a los clientes»

Sibila Freijo es licenciada en Ciencias de la Información. Comenzó su carrera en el mundo de las agencias de comunicación, para pasar muy pronto al sector de Internet. Durante más de 18 años se ocupó de los contenidos de las páginas web de revistas como Elle o Semana. Todo ello lo simultaneaba con su blog Sexo en Chamberí, bajo el seudónimo de Carlota Valdés. Su alter ego en la red protagoniza su primera novela, Lo que no sabía de mí. Inmersa en la escritura de su segundo libro, en septiembre lanzará a las librerías la segunda parte, Lo que descubrí de ti.

-¿Cómo fue eso de encerrarse a escribir? ¿Conserva alguna anécdota del proceso?

-Pues sí. Hace un año monté una tienda de té en Malasaña, pero pensaba más en escribir que en atender a los clientes. En realidad, escribí las dos novelas mientras despachaba. Tuve que acabar cerrando la tienda, porque no estaba a lo que estaba [risas].

Fotografía: Peter Coulson
-Pero en su novela no solo se habla de sexo.

-No, claro. Salen muchos temas. La protagonista trabaja en una oficina que es una selva, está el tema de la maternidad, el de las aplicaciones para ligar... [En concreto, habla de Tinder y Adopta un tío]. Es un personaje al que le van pasando muchas cosas, aparte del sexo, que lo hay, y a cascoporro.

-Usted defiende que hablar de sexo es importante para hacer bien el sexo.

-Totalmente. Y le digo más: Las conversaciones sobre sexo tienen que empezar a estar al mismo nivel de todas las demás. El sexo es vida. Tiene que salir del armario y formar parte de la vida cotidiana. ¿Por qué no hablar del polvo que has echado la noche anterior? ¡Adelante!
Fotografía: Peter Coulson


sábado, 5 de agosto de 2017

El sostén Ta-Ta Towel

Redacción BBC Mundo
http://www.bbc.com/mundo/noticias-40833533


Muchos lo califican de ridículo, otros dicen que es un gran invento.

Lo cierto es que el Ta-Ta Towel generó polémica.

Se trata de un sostén hecho de toalla absorbente que cuelga del cuello y que solo cubre los pechos de las mujeres.

El objetivo principal es solucionar el problema de sudor para aquellas que tienen una talla de busto grande o para las pérdidas en quienes estén dando de mamar.

Sin embargo, muchos en las redes sociales lo tildan de "feo", "extraño" o de inútil.
"El accesorio para tus mamas que no sabías que necesitabas", decía un mensaje en las redes.

En tanto, su fabricante se defiende diciendo que "es divertido, no perjudica a nadie y, de acuerdo a las madres que amamantan, existen muchos beneficios que los que lo critican no pueden ver".
¿Por qué tanto revuelo?

Tradicionalmente la sociedad occidental capitalista sexualiza a los senos en un intento por vender productos, destaca la periodista de la BBC Rebecca Scales.

Se han hecho miles de millones de dólares con esta estrategia.
Y si hay algo en lo que la mayoría de la gente puede estar de acuerdo, es que la Ta-Ta Towel no es la cobertura de senos disponible en el mercado más favorecedora.

El mundo ha descubierto una nueva prenda para cubrir los pechos que tiene un aspecto diferente y hay gente que está encantada.

Y tal vez esta reacción no es una sorpresa cuando el diseño del sostén experimentó muy pocos cambios en varios años.

¿Cómo surgió?

Este es un caso de una mujer innovadora que decidió abordar la cuestión femenina y encontrar una solución.


A Erin Robertson se le ocurrió la idea del Ta-Ta Towel (o TTT) mientras vivía en Los Ángeles, Estados Unidos, con una unidad de aire acondicionado rota, y cuando empezó a sudar debajo de sus pechos en el momento en que salió de la ducha.
"Lo intenté todo: me metí paños bajo los pechos, traté de echarme polvo del bebé por todos lados, incluso puse una camiseta debajo de mis senos", describe Robertston en la página web de Ta-Ta Towel.

"Pero los paños de lavado parecían ridículos, el polvo del bebé me hacía parecer una masa y la camiseta me hacía sudar aún más".

"No es bonito, pero es un hecho, especialmente en verano y para las mujeres con un tamaño de sostén más grande", dice.
Modelos diferentes
Eso nos lleva a otro punto en cuestión: las mujeres que anuncian este producto son de talla mucho más grande que las modelos "estándar".

Ya que la Ta-Ta Towel está disponible sólo en tamaños de copa de sostén de la letra C a la H.

Se trata de una visión inusual, porque rara vez se contrata a mujeres con busto grande para vender productos de mercado masivo.

Y para las madres, hay otro punto extra en el uso del Ta-Ta: la solución al tema de la lactancia.

Sara McGinnis, en su blog Babycenter, escribió acerca de la lucha incómoda de las pérdidas nocturnas durante la lactancia y cómo debió colocarse toallas de mano en la delantera de sus camisetas cada noche.

Ciertamente, no todo el mundo pasará por la experiencia de Ta-Ta Towel.

Pero resulta interesante que gracias a estos productos surjan discusiones honestas y empáticas acerca de lo que le sucede a ciertas mujeres en sus primeros meses de maternidad y hacer que la gente sonría en el proceso.

viernes, 28 de julio de 2017

Autoplacer femenino

Yolanda Díez Bastián/Tribuna feminista
http://www.tribunafeminista.org/2016/08/8-de-agosto-dia-del-orgasmo-femenino/


Fotografía: Kris Rodammer
El sistema de creencias de las mujeres respecto a la sexualidad ha ido variando en los últimos años, ya empezamos a creernos, por fin, aquella frase tan manida de “Tu cuerpo es tuyo”. Cada vez se cuestionan más las normas sociales y menos las prácticas de las personas, aunque aún nos queda mucho camino para deshacernos de todas esas creencias tan arraigadas que sitúan nuestra sexualidad en manos de los otros, los hombres, y centrada sobre todo en el sexo coital. Nos hemos creído que si no tenemos orgasmos a través de la penetración, es porque tenemos un problema, es decir, somos nosotras las que nos tenemos que adaptar al tipo de práctica sexual que la sociedad patriarcal dice que esta bien, aunque está sobradamente demostrado que la forma más habitual de tener un orgasmo en la mayoría de las mujeres es a través de la estimulación clitoridiana y externa, y no tanto vaginal.
Fotografía: Kris Rodammer
Si todo lo que gira en torno a la sexualidad es oscuro y está lleno de supuestos falsos, más aún cuando hablamos de la sexualidad con una misma, de la masturbación, onanismo, autoestimulación… Nosotras cuando hablamos de la masturbación preferimos referirnos al autoplacer, al autoerotismo, porque engloba más componentes que tienen que ver tanto con los aspectos físicos, como emocionales, ya que el placer no solo esta localizado en los genitales sino que abarca todo nuestro ser.
Fotografía: Kris Rodammer
Fueron muchos los autores que hablaron de la masturbación, uno de los primeros fue Sigmund Freud que sostenía que “ la masturbación adulta era la causa de una de las formas de neurosis”, pero fue el Informe Kinsey el que provocó cierto revuelo social al revelar que el sexo solitario era una práctica mas común y habitual de lo que se pensaba en aquella época, tanto entre los hombres como entre las mujeres y que no conlleva ningún tipo de daño físico o psicológico sino todo lo contrario.
Fotografía: Kris Rodammer
Uno de los principales criterios para desechar esta práctica provenía del miedo de que si los hombres se masturbaban no podrían utilizar su semen para procrear, que al fin y al cabo ha sido el objetivo único de la sexualidad durante mucho tiempo. En el caso de que fueran las mujeres el peligro era que se las quitaran las ganas de tener relaciones sexuales coitales con los hombres, disminuyendo las posibilidades de concebir. Con lo cual el trabajo de la sociedad patriarcal consistirá en hacer ver ante los ojos de todos/as que la masturbación es mala y peligrosa y ¿cómo hacerlo? a través de mitos sociales que tiene la característica fundamental de ser trasmitidos generación tras generación y no ser cuestionados.
Fotografía: Kris Rodammer
El sexo es una creación social, las normas sociales determinan la conducta sexual adecuada, los parámetros “normales”, en el momento en el que sale de estos, se habla de patología, de enfermedad y desviaciones.
Prácticamente toda la población en sus distintas etapas evolutivas se masturba, desde muy temprana edad hasta ser ancianas/os. Aunque dependiendo del tipo de educación y del sentimiento de culpa que se haya interiorizado, se reconocerá mas abiertamente o no.
Fotografía: Kris Rodammer
La sexualidad es otra de las formas en las que se puede visibilizar la desigualdad social. Tanto a chicos como a chicas cuando empezamos a descubrir nuestra sexualidad en solitario, nos llegan mensajes negativos, como una forma de represión psicológica para controlar el hecho de ser parte activa de nuestra sexualidad, relativos a la cantidad innumerable de consecuencias físicas y psicológicas que puede tener masturbarnos :provoca la caída del pelo y de los dientes, te vuelves loco/a, es un pecado mortal, arderás en el infierno, te quedaras ciego/a, te saldrán pelos en la mano…un sin fin de desgracias. Sin embargo las/os chicas/os adolescentes se enfrentan de distinta forma a esta situación, los chicos alardean y compiten para saber quien es el más macho, que viene determinado por el número de veces que ha sido capaz de eyacular, sin embargo en las chicas, nuestra feminidad pasa por el NO expresar abiertamente las veces que nos hemos masturbado porque tiene una relación inversamente proporcional al grado de decencia de una mujer.
Fotografía: Kris Rodammer
El código moral de la conducta sexual femenina siempre ha sido muy restrictivo, muy distinto del de los varones. Hoy en día casi no se habla de autoerotismo femenino y si se hace es casi siempre desde la incomodidad, esto se percibe perfectamente en los grupos terapéuticos que se imparten en A.M.S., a pesar de llevar meses reflexionando y de haber trabajado sobre temas tal vez más dolorosos, este tema, es difícil de verbalizar, da la sensación de que aún no hubiéramos asumido a nivel emocional el derecho a disfrutar a solas de nuestra sexualidad, es como que tuviéramos que hacerlo a través de la relación sexual con otros/as.
Se suele conceptualizar la sexualidad “solitaria” como el masajeo mas o menos exitoso (orgasmo) de nuestros genitales (masturbación), no como actividad en la que están involucrados todos nuestros sentidos, desconocemos por completo lo que significa el autoerotismo.
Fotografía: Kris Rodammer
En la mayoría de los casos partimos del desconocimiento de nuestra anatomía y más aún de su funcionamiento (fisiología), por ejemplo poco sabemos del CLÍTORIS, cuando resulta que es la única parte de nuestro cuerpo que no tiene otra función más que proporcionarnos placer.
Las imágenes sobre la anatomía del clítoris no están bien documentadas, la mayoría de las descripciones de los manuales son poco detalladas o inexactas, hoy en día si vemos cualquier libro relativo a la educación sexual de nuestras/os hijas/os podemos ver los dibujos de siempre, donde el clítoris aparece como un pequeña protuberancia, sin darle toda la relevancia e importancia que tiene y sin contemplar que es un órgano que se extiende internamente. No se nos da una información veraz sobre algo tan básico como lo es la anatomía de nuestros órganos genitales.
Fotografía: Kris Rodammer
El ejemplo y la diferencia se muestran claramente en las representaciones gráficas que aparecen a continuación. En el primer dibujo se puede ver lo que habitualmente llamamos clítoris, una pequeña protuberancia, una especie de botoncito, es la parte visible. En la segunda imagen podemos observar que se trata de una estructura mucho más grande, interna y que se bifurca formando una V, cuando nos excitamos no solo entra en acción la parte visible, sino que también lo hacen estas partes mas ocultas. Si quieres ver el video donde obtendrás una información mas amplia sobre este tema cliquea en tu buscador “El clítoris on vimeo”.
Fotografía: Kris Rodammer
Muchas mujeres que llegan al Espacio de Salud Entre Nosotras se sienten fracasadas por que no consiguen tener relaciones sexuales satisfactorias consigo mismas, piensan que no hacen las cosas de la “forma correcta” para acceder al placer, se desesperan buscando una solución muy alejada del autoconocimiento, sintiéndose cada vez mas presionadas.
Fotografía: Kris Rodammer
Otra de las cuestiones que suelen plantearse en los grupos es la de creer que el tener una pareja sexual implica la renuncia a la sexualidad con una misma, cuando resulta que es todo lo contrario, autoestimularse tendría que verse como algo natural, como una manera de conocerse mejor a todos los niveles, a nivel físico y a nivel emocional, para luego poder compartir y disfrutar mas plenamente de las relaciones sexuales compartidas, en unas ocasiones y en otras de mi propia sexualidad.
Fotografía: Kris Rodammer
También muchas mujeres, activas sexualmente y conectadas con su necesidad de expresarse y desarrollar el área sexual, entran en conflicto y se enfrentan a un entorno en el que imperan valores religiosos y morales más conservadores y mas acordes con el modelo imperante, recordándolas el concepto negativo de lo que significa el autoerotismo, asociado a no ser una mujer digna de respeto.
Fotografía: Kris Rodammer
Por lo tanto, para gozar de nosotras mismas tendremos que centrarnos en aprender a responsabilizarnos de nuestra sexualidad a través del autoconocimiento de nuestra anatomía fisiológica, autoexploracion sexual y el autodescubrimiento de nuestro placer.
Para ello, es importante que empecemos por cuestionarnos como han influido los mensajes que nos han dado sobre nuestra sexualidad, en concreto respecto al tema del autoerotismo, que hagamos un repaso de nuestras primeras experiencias y como todo esto condiciona nuestra actitud actual.
Fotografía: Kris Rodammer
Asumir que el autoconocimiento no es una serie de pasos o técnicas que llevan al orgasmo, es un proceso integral, en el que se ven involucrados actitudes, pensamientos, sentimientos, fisiología, en fin todo el ser….por lo que se hace necesario un mayor conocimiento de nuestro cuerpo, de nuestros genitales y darnos permiso para experimentar. Cuanto más experimentemos más posibilidades tendremos de descubrir nuevas formas de placer.
Fotografía: Kris Rodammer
Con todo ello tendremos la oportunidad de plantearnos una sexualidad más igualitaria donde no estén tan representados los roles, y haya menos diferencia entre las funciones de los dos sexos, asumiendo la diversidad sexual, convirtiendo la sexualidad en una expresión de la individualidad.
En definitiva decidir cómo queremos que se siga desarrollando nuestra sexualidad y como deseamos que encaje en el resto de nuestra vida.
Fotografía: Kris Rodammer

jueves, 27 de julio de 2017

Sola es más bella porque se muestra como es…

DAVID TOVILLA
Fotografía: Vladimir Nikolaev
En domingo, la mayoría se levanta tarde. Ella despierta sólo para quienes quieren disfrutarla sin sol, ni carros. A las seis de la mañana, se escuchan sus sonidos propios. Nada le perturba. Algunos caminantes, pocos corredores, escasos ciclistas pueden hacerla suya sin preocupación de paradas bruscas, altos decibeles. Sólo los semáforos permanentes obligan a hacer alto. Excepto eso, hay plenitud para desplazarse; libertad para tomarla, disfrutarla.

Fotografía: Vladimir Nikolaev
Despachadores de gasolineras somnolientos. Voceadores empiezan a ocupar algunas esquinas con su carga de folios y sus notas que serán leídas horas después. Patrullas en lento avance. Algún vehículo cada muchos minutos. El silencio es tan agradable como las calles solitarias, aún aquellas de gran fluidez en la vida cotidiana.

Fotografía: Vladimir Nikolaev
Dispuesta, entregada. Es el deleite de esos pocos madrugadores. Agradable a la visión porque está desnuda de objetos sobrepuestos. Deja ver su piel, texturas, atavíos. Pueden tomársele las mejores fotografías, para registrar su esplendor. Despojada de todos quienes la recorren, ocupan, buscan. Sola es más bella porque se muestra como es. Expone su templanza, su dignidad.

Fotografía: Vladimir Nikolaev
Cuánto placer. Encontrarla sin intermediarios. Cuánta intimidad. Sin testigos ni miradas. Anhelo de tenerla así, el mayor tiempo posible. En exclusiva. Sin compartirla con nadie más, como ocurre con regularidad, cuando la avasallan para poseerla con curiosidad por su atractivo.

Fotografía: Vladimir Nikolaev
Como siempre, ella permanece. Trasciende circunstancias y tiempos. Está más allá que ellos y ellas. Acude a todos los encuentros con infinitos secretos atesorados, con una vida de andanzas, con incontables testimonios que ha escuchado en voz propia de quienes la han transitado. Ese ir y venir es parte de sus fortalezas y la han hecho ser.
Fotografía: Vladimir Nikolaev
En domingo, a las seis antes meridiano, nadie la disputa. No hay necesidad, cuando la tienen de lunes a sábado a la hora que requieren. Durante seis días es de muchos; el séptimo, es de pocos. Hasta más avanzadas las horas, cuando busquen desayunar, convivir, pasear.

Fotografía: Vladimir Nikolaev
Por ese sosiego que presenta y transmite, la hora propicia para ir por cualquier gran urbe, en bicicleta, es cada domingo, a las seis a. m.
Fotografía: Vladimir Nikolaev